¿Por qué confiar en Aresso?

En Joyerías Aresso, la satisfacción de nuestros clientes es nuestra seña de identidad. Para ello emitimos nuestros certificados de calidad que garantizan que la piedra o metal precioso son lo que dicen que son, su talla, su peso, su color, su pureza o su marca, en el caso de los relojes. Además, dichos certificados tienen la validez del ticket de compra para cualquier eventualidad.

Sabemos que la adquisición de un producto personal de estilo como una joya o un reloj es una decisión sopesada, con una persona querida en mente, la mayoría de las veces. Por ello queremos ayudarte, no sólo a sorprender a los tuyos o a agasajarte tú mismo con un detalle, sino también garantizándote que con nosotros sólo encontrarás calidad y autenticidad.

Pero para que puedas conocer con más calma nuestros certificados, te los presentamos en detalle a continuación.

Certificado Dorado

Se trata del certificado de calidad para joyas de 18k (750 milésimas) y para el resto de materiales (oro, plata, acero,…). En el mismo encontrarás los siguientes datos:

  • Joya: especifica el tipo de joya (sortija, alianza, pendiente,…) y su nombre identificativo.
  • Referencia: referencia numérica completa del producto.
  • Fecha: fecha de adquisición del producto a efectos de garantía, cambios y devoluciones.

Certificado Blanco con trama turquesa

Éste sería el certificado propio de nuestros relojes. En el mismo encontrarás los siguientes datos:

  • Referencia: referencia numérica completa del producto.
  • Marca: marca comercial del reloj.
  • Fecha: fecha de adquisición del producto a efectos de garantía, cambios y devoluciones.

Certificado Blanco con trama turquesa

Certificado adicional que se expende cuando la joya tiene algún diamante, que se añade al anterior certificado de joya. En el mismo encontrarás los siguientes datos:

  • Joya: especifica el tipo de joya (sortija, alianza, pendiente,…) y su nombre identificativo.
  • Referencia: referencia numérica completa del producto.
  • Fecha: fecha de adquisición del producto a efectos de garantía, cambios y devoluciones.

Certificado de Diamantes

Certificado adicional que se expende cuando la joya tiene algún diamante, que se añade al anterior certificado de joya. En el mismo encontrarás los siguientes datos:

  • Referencia: referencia numérica completa del producto. La misma que encontraremos en el otro certificado.
  • Metal: se detalla el metal del que está hecho la joya y su peso.
  • Talla: se detalla el tipo de talla del diamante.
  • Peso: se detalla el quilataje del diamante. En el caso de comprender distintas piedras será el quilataje total.
  • Color: se detalla la categoría en el escala de color de los diamantes.
  • Pureza: se detalla la categoría en la escala de pureza de los diamantes.

Ya lo sabes, si además de diseños tan espectaculares como elegantes, quieres encontrar calidad y autenticidad ven a Joyerías Aresso a buscar tu joya ideal y pide tu certificado de calidad. Nunca saldrás defraudado.

Cómo comprar joyas de oro

Ya sea por su color dorado, o por su precio o sencillamente por su valor simbólico y social, el oro es probablemente el rey de los metales preciosos. La adquisición de joyas y complementos de oro es una decisión importante y debemos asegurarnos de que nuestra compra cumple con todos los requisitos de calidad y autenticidad. Que no nos den gato por liebre, vamos.

Certificados de calidad

La primera manera de saber si tu joya es auténtica o no es a través del certificado de calidad que te expenda la propia joyería. Los certificados de calidad son una garantía de que el producto que estás adquiriendo cumple con la calidad y la autenticidad requeridas.

En Joyerías Aresso acompañamos nuestras joyas y relojes de certificados que aseguran la calidad y autenticidad de nuestros productos, especificando su peso, pureza, tonalidad,… Además recuerda que las joyas y el oro son siempre una inversión y que nuestros certificados, te brindan la posibilidad de revender tu joya más adelante, ofreciendo la misma garantía que recibiste tú al adquirirla.

Si quieres saber más sobre nuestros certificados te invitamos a que leas nuestro artículo sobre Certificados de Calidad Aresso.

Se trata de la prueba más sencilla y consiste simplemente en coger una lupa y observar al detalle la pieza en cuestión. En primer lugar, las joyas de oro auténtico tienen pequeñas marcas que indican su pureza o su peso en quilates.Además, si observamos sus zonas más desgastadas o rozadas y vemos que bajo el dorado asoma un metal de otro color, sabemos que se trata de un simple baño de oro y no de una joya de oro macizo.
Otro método muy sencillo consiste en coger un imán de una potencia media o alta y acercarlo a la joya en cuestión. Si ésta se ve atraída por el imán, sabemos que esta pieza está compuesta por más metales que el oro, ya que éste no es magnético.
Es muy probable que muchos de nosotros recordemos en el cine al típico buscador de oro del oeste que mordía la pepita que acababa de encontrar.En efecto, morder el oro es otra manera de comprobar su autenticidad. La cuestión es que al morder (con una fuerza moderada) oro auténtico, quedan marcas de la mordedura, más profundas cuanto más puro sea el mismo. No obstante, no resulta una prueba definitiva ya que otros metales, como el plomo, pueden tener durezas semejantes o menores.
Otra prueba consiste en coger un objeto de cerámica blanca y frotar la pieza de oro contra su superficie. Si deja una raya de tono dorado es que es oro auténtico. Si por el contrario la marca es de color negruzco, me sabe mal decirte que no es oro puro.
La densidad es una de las características más propias del oro ya que es uno de los metales conocidos de mayor densidad, siendo ésta en una pieza de oro puro de 24 quilates de 19,3 g/ml.La primera opción es pesar la pieza con una báscula de precisión. A mayor densidad, mayor pureza.La segunda opción nos remite al sabio Arquímedes y su fórmula de cálculo de la densidad a través del agua desplazada al sumergir un cuerpo en ella. Para los que ya olvidaron los años escolares: densidad = masa / volumen. Eso sí, si usamos este método debemos asegurarnos de que la joya sea de oro sin adornos, es decir, que no contengas piedras engarzadas ya que, lógicamente, falsearían la densidad.
La manera menos sencilla (por necesitar ácido nítrico y los riesgos que conlleva) por lo que os recomendamos que se la pidáis a vuestro joyero de confianza.La prueba consiste en rociar la joya con una pequeña cantidad de ácido nítrico para observar si se genera una reacción o no. Si no hay reacción alguna se tratará de oro puro.Si por el contrario hay reacción sabemos que no lo es y se trata de un conglomerado de metales. Además sabemos que si la reacción da lugar a un líquido verdoso, se trata de un metal básico bañado en oro. Si el líquido resultante es blanquecino, se tratará de plata bañada en oro.

Verifica siempre que tus joyas son lo que aparentan y si tienes cualquier duda sobre nuestros productos o certificados, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en nuestras tiendas o a través del formulario de contacto de nuestra web.


Envío Gratis

En pedidos superiores a 60€*

* Sólo península

Click & Store

Recógelo gratis

En la tienda que prefieras

CERTIFICADO

100% garantía de calidad

Puedes confiar en nuestros productos

100%

Satisfacción Garantizada

15 Días de Garantía

Pago

100% Seguro

Puedes confiar en nosotros